viernes, 18 de mayo de 2012

Las fases del sueño

Anoche mi tía me estuvo leyendo un fragmento de un libro que hablaba sobre la meditación y salió el tema de las fases del sueño ya que están muy relacionadas a los estados a los que se llega cuando se medita. Como ninguna de las dos nos aclarabamos mucho con lo de las fases he decidido indagar un poco al respecto.

El sueño es el estado opuesto a la vigilia. Pero el paso de uno a otro no es repentino y hay ciertas fases. Estas fases se diferencian por los resultados de difrentes test: electroencefalograma, electrooculograma,...

Por un lado tenemos las cuatro fases en las que no ocurren movimientos oculares rápidos. De la primera a la cuarta de estas fases el sueño va siendo más profundo. 

En la primera tenemos el adormecimiento; se pueden dar alucinaciones en esta fase. También se puede tener la sensación de estar cayendo o espasmos musculares. En la segunda el sueño ligero. 

La tercera es la transición al sueño profundo; pasamos de 2 a 3 minutos en esta fase. La cuarta es el sueño profundo; una fase que suele durar 20 minutos y en la que no suelen darse los sueños. El sonambulismo y el terror nocturno se dan en estas dos fases.

Por otro lado tenemos la fase de sueño de movimietos oculares rápidos (REM). En esta fase el cerebro esta muy activo. Esta es la fase en la que soñamos. Si despertamos durante esta fase recordaremos nuestros sueños. La mayoría de las personas experimentamos unas 5 veces la fase REM cada noche. Otro dato curioso es que según envejecemos pasamos menos tiempo en la fase de sueño REM.

Las fases REM y noREM se alternan mientras dormimos; el ciclo completo de las cuatro fases no REM más la fase REM dura unos 90 minutos y luego vuelta a empezar. La fase REM suele se el 25% del sueño así que un cuarto del tiempo en el que dormimos tenemos el cerebro tan activo como en el estado de vigilia.

Por último mencionar que a la fase de sueño REM se la llama también sueño paradójico por el hecho de que es la última fase del sueño y debería ser la más profunda, pero resulta ser muy similiar a la fase de la vigilia. Y qué mejor que un lugar paradójico para que aparezcan los sueños ¿no?

Bueno, espero que os interese y os entretenga este tema que planteo. Y como ya hace calorcito os dejo aquí el cuadro Flaming June de Lord Frederic Leighton.
Seguro que os inspira una buena siesta :)





1 comentario:

  1. me ha encantado. Sigue contándonos cosas sobre los sueños...

    ResponderEliminar